Etiquetas

jueves, 2 de agosto de 2018

TERCERA ERA. CICLO PRIMERO. FASE I. MANDAMIENTOS DE OFICIOS DEL LAGO ATITLÁN. Cap. 1 y 2

NUEVAS LEYENDAS DEL LAGO
 ATITLAN

JORGE RUIZ CUESTA


http://i.creativecommons.org/l/by-nc-nd/3.0/nl/88x31.png
DESPERTAR SOÑANDO. S.A.
Atitlán,
Cerca del agua.









ÍNDICE

ERA TERCERA

CICLO PRIMERO
DESCARTES DE “DESPERTAR SOÑANDO"


FASE I
MANDAMIENTOS DE OFICIOS DEL LAGO ATITLÁN
1. Mandamientos del lanchero
2. Mandamientos del tuctuquero

3. Mandamientos del chofer de autobús
4. Mandamientos del ayudante de chofer
5. Mandamientos del perito contador
6. Mandamientos del profesor universitario
7. Mandamientos del voluntariado


FASE II
LEYENDAS EN LANCHA
Leyenda de Xe K´istilin
Leyenda de Xk´apoc
Origen de los terremotos en Guatemala
Historia de San Lucas Tolimán
Leyenda de los Pato Poc
Profecías modernas de los Antiguos


FASE III
DESCARTES DEL DIARIO DE UN VIAJERO
CRÓNICAS DE LAS CPR


1. HISTORIA EN TRES TIEMPOS DE UNA GUERRILLERA IXIL
Tiempo Primero: Las bases mayas
Tiempo Segundo: La historia personal
Tiempo Tercero: La mujer y la política


FASE IV
“ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO” 
VÍDEOS
1. PINTURA Y PINTORES DEL LAGO ATITLÁN
INTRODUCCIÓN
LA EVOLUCIÓN DE LA PINTURA DE:
Diego Isaías Hernández Méndez
Emilio González Morales


2. ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO: MUJERES QUE PINTAN
FOCO TZ'UTUJIL: SAN PEDRO LA LAGUNA
Vicenta Puzul de González
María Teodora Méndez de González

FOCO KAQCHIKEL: SAN JUAN COMALAPA
María Elena Curruchiche
Paula Nicho Cúmez




ERA TERCERA

EXTRACTOS DEL “DIARIO DE UN VIAJERO”

de Jesús Miravalles





FASE I


MANDAMIENTOS DE OFICIOS DEL LAGO ATITLÁN

Jesús Miravalles

Esta breve e inacabada serie de reseñas que hemos titulado, “Mandamientos de oficios del lago Atitlán”, fue escrita a mano, con letra diminuta, en dos servilletas de papel que aparecieron pegadas y dobladas en el bolsillo trasero de un pantalón vaquero propiedad de Jesús Miravalles. Varios meses después de su misteriosa desaparición en el Volcán San Pedro fueron entregados, junto a otras pertenencias y escritos, a su hermano gemelo Juan Miravalles que llegó a San Pedro la Laguna para ocuparse de la búsqueda del cuerpo y acabó quedándose a vivir en el pueblo, dando continuidad de algún modo a la presencia ausente de su hermano.

No se sabe si Jesús Miravalles escribió estos textos con la idea de ajustar ciertas cuentas pendientes o con el simple afán de expresar su punto de vista particular a cerca de algunos oficios cotidianos del lago Atitlán. En cualquier caso lo hizo en un tono que contrasta y se desmarca del resto de sus “Crónicas poéticas y sociales” por su carácter antilengendario, aunque no del todo desmitificador, así como por el humor y la ironía que encierran.
  
 






1. Mandamientos del lanchero


Para ser lanchero no hace falta ser propietario. La propiedad, ya se sabe, es impropia de los pobres. Una cosa es pasarse horas paseando viajeros a merced de las olas o los vientos y otra muy distinta ahogarse en beneficios. Los lancheros ricos, ya se sabe, cuanto más tienen menos aparentan, y los pobres cuanto más trabajan menos tiempo les queda para vivir. 

Para ser lanchero hay que saber llevar las cuentas de los que embarcan y los que desembarcan, de los que pagan como paisanos y los que pagan como turistas, de los que suben en San Juan o los que bajan en San Pedro. 

Para ser lanchero hay que tener una vista a prueba de gafas, que permita distinguir el volumen, la dirección y el ángulo de acometida de las olas, especialmente durante las tormentas, que es cuando más disminuye la visibilidad.

Para ser lanchero hay que saber mirar a las turistas como el pato poc que otea la superficie del lago pensando que tarde o temprano llegará su momento y se zambullirá. 
Para ser lanchero hay que saber llevar las gafas oscuras, la bisera calada y el chubasquero amarillo marino sin parecer un rockero, un mafioso o un fantasma.

Para ser lanchero hay que saber llenar el depósito sin apagar el motor.

Pero sobre todo, para ser lanchero, hay que saber nadar.
 

 



2. Mandamientos del tuctuquero


Diego Isaías Hernández Mendez
Para ser conductor de tuc tuc no es necesario ser propietario ni tener licencia de manejo. La propiedad, como la licencia, es impropia de los pobres. Pero el tuc tuc es un negocio seguro (o al menos tras una inversión asumible parece que se obtienen beneficios aceptables). Eso sí, aquel que más vehículos acapare trabajará menos y se beneficiará más: son cabriolas del capitalismo que a todos nos tiene de cabeza y en danza.

Para ser conductor de tuc tuc es conveniente no medir mucho más de 1'60, si no se quieren padecer dolores de espalda, retortijones de cuello, calambres en las articulaciones, agujetas en los músculos y, a la larga, remordimientos existenciales por no haber seguido la llamada de otra vocación.


Para ser conductor de tuc tuc hay que dejar la escuela en la primaria, no porque sea incompatible, sino porque la edad media del tuctuquero coincide con la edad habitual de abandono escolar.
www.alamy.com
Para ser conductor de tuc tuc es obligatorio ser galante con las señoritas, por ejemplo, tocando el claxon, a ser posible con un sonido de silbido admirativo que llame su atención, antes de acercarse a ellas mediante una maniobra sutil que envuelva sus andares absorventes y, sin bajarse del tuc tuc, cortarles el paso, si es necesario, para invitarlas a subir con un movimiento leve de cuello y cabeza. 


Para ser conductor de tuc tuc hay que tener un sentido espacial que tienda al infinito pues se pasan muchas horas en ese cubículo móvil y la clientela se apelotona en el interior como si los tuc tuc fuesen microbuses. De hecho, por la decoración y la cantidad de pasajeros que trasladan, hay quien puede confundir un tuc tuc con una camioneta.
  


 ...PRÓXIMAMENTE...

TERCERA ERA

CICLO PRIMERO

DESCARTES DE “DESPERTAR SOÑANDO" de Jesús Miravalles”

FASE I
MANDAMIENTOS DE OFICIOS DEL LAGO ATITLÁN
1. Mandamientos del lanchero
2. Mandamientos del tuctuquero
3. Mandamientos del chofer de autobús
4. Mandamientos del ayudante de chofer

5. Mandamientos del perito contador
6. Mandamientos del profesor universitario
7. Mandamientos del voluntariado


FASE II
LEYENDAS EN LANCHA

Leyenda de Xe K´istilin
Leyenda de Xk´apoc
Origen de los terremotos en Guatemala
Historia de San Lucas Tolimán
Leyenda de los Pato Poc
Profecías modernas de los Antiguos 


FASE III
DESCARTES DEL DIARIO DE UN VIAJERO
CRÓNICAS DE LAS CPR


HISTORIA EN TRES TIEMPOS DE UNA GUERRILLERA IXIL
Tiempo Primero: Las bases mayas
Tiempo Segundo: La historia personal
Tiempo Tercero: La mujer y la política


FASE IV
“ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO”
VÍDEOS:

1. PINTURA Y PINTORES DEL LAGO ATITLÁN
INTRODUCCIÓN
LA EVOLUCIÓN DE LA PINTURA DE:
Diego Isaías Hernández Méndez
Emilio González Morales


2. ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO: MUJERES QUE PINTAN
FOCO TZ'UTUJIL: SAN PEDRO LA LAGUNA
Vicenta Puzul de González
María Teodora Méndez de González

FOCO KAQCHIKEL: SAN JUAN COMALAPA
María Elena Curruchiche
Paula Nicho Cúmez










EPÍLOGO PROLOGADO

NUEVAS LEYENDAS DEL LAGO ATITLÁN es un conjunto nunca fijo de relatos que van saliendo a la luz (en Blog) antes de nacer (en papel). Así, frente a una edición (o dosificación) convencional, que muere al nacer, que se cierra definitivamente o se fija para siempre al quedar impresa, estas leyendas, si llegan a ser un poco "legendarias", será irónicamente por alargar su vida más allá de cada punto final, al corregirlas, ajustarlas y hasta reescribirlas sin más pausa que su declarada dosificación.
Precisamente la imposibilidad de fijar un orden claro, marcar un itinerario único o proponer un final con destino, es lo que nos lleva (paradojas posmodernas) a presentarlas en ERAS, CICLOS, FASES y CAPÍTULOS, abiertos, cambiantes, flexibles, sabiendo que el rastro de lo legendario es inasible como una atmósfera y que sólo una estructura que sea como el TIEMPO mismo, podrá sobrevivir.
Por todo ello, SE HACE SABER que esta publicación inexistente sufrirá -como cualquier alma mortal- sucesivas transformaciones, remiendos, adiciones y hasta adicciones en sus CICLOS, FASES, CAPÍTULOS; PINTURAS, FOTOS, COMENTARIOS...
http://i.creativecommons.org/l/by-nc-nd/3.0/nl/88x31.png
DESPERTAR SOÑANDO. S.A.
JORGE RUIZ CUESTA 
Atitlán, Cerca del agua.
 

lunes, 18 de junio de 2018

ÍNDICE GENERAL PRIMERA Y SEGUNDA ERAS

NUEVAS LEYENDAS DEL LAGO ATITLÁN

JORGE RUIZ CUESTA


http://i.creativecommons.org/l/by-nc-nd/3.0/nl/88x31.png
DESPERTAR SOÑANDO. S.A.
Atitlán,
Cerca del agua.






ÍNDICE GENERAL 
 ERA PRIMERA
 

CICLO PRIMERO: 
“PAISAJE INTERIOR”

FASE I: “LO ETÉREO”
1. SUEÑOS
2. MI LUGAR FAVORITO DEL LAGO
3. EL LAGO FANTASMA
4. EN EL FONDO


FASE II: “LO ESPECULAR”
5. ECLIPSE TOTAL DE LUNA
9. ENTRE DOS LUNAS

FASE III: “LO ACUOSO”
10. LLUVIA Y LÁGRIMAS 

 
CICLO SEGUNDO:
“USOS, LEYENDAS, MANÍAS Y COSTUMBRES”

  ERA
SEGUNDA


CICLO PRIMERO:

"ESCRITOS PÓSTUMOS" de Jesús Miravalles

FASE I
MEDITACIONES CONTEMPLATIVAS
EXTRAÍDAS DEL “DIARIO DE UN VIAJERO”

de Jesús Miravalles 

COROLARIO

FIN FASE I: REGALO DE FIN DE AÑO

POEMA
  "TU LAGO ATITLÁN"

Dedicado a María Canil


FASE II 
"CRÓNICAS POÉTICAS"


FASE III:
 "CRÓNICAS SOCIALES (I)"
1. La llegada de los turistas y el fin de las leyendas (por Andrés Alonso)
2. La nueva administración de las aguas
3. La aparición de los tuc tuc
4. Fotografías de un domingo en Panajachel
5. Vendedores ambulantes
6. Limpiabotas
7. Buscadores de belleza
8. Arco iris sobre el lago
9. Casos policiales del Lago Atitlán I (por Andrés Alonso)



FASE IV:
 


ERA TERCERA


CICLO PRIMERO
DESCARTES DE “DESPERTAR SOÑANDO" de Jesús Miravalles”

FASE I
MANDAMIENTOS DE OFICIOS DEL LAGO ATITLÁN

1. Mandamientos del lanchero
2. Mandamientos del tuctuquero
3. Mandamientos del chofer de autobús
4. Mandamientos del ayudante de chofer
5. Mandamientos del perito contador
6. Mandamientos del profesor universitario

7. Mandamientos del voluntariado
 

FASE II
LEYENDAS EN LANCHA

Leyenda de Xe K´istilin
Leyenda de Xk´apoc
Origen de los terremotos en Guatemala
Historia de San Lucas Tolimán
Leyenda de los Pato Poc
Profecías modernas de los Antiguos


FASE III
DESCARTES DEL DIARIO DE UN VIAJERO
CRÓNICAS DE LAS CPR
 
1. HISTORIA EN TRES TIEMPOS DE UNA GUERRILLERA IXIL
Tiempo Primero: Las bases mayas
Tiempo Segundo: La historia personal
Tiempo Tercero: La mujer y la política


 FASE IV: “ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO”
VÍDEOS:
 
 
Diego Isaías Hernández



 







1. PINTURA Y PINTORES DEL LAGO ATITLÁN
INTRODUCCIÓN
LA EVOLUCIÓN DE LA PINTURA DE:
Diego Isaías Hernández Méndez
Emilio González Morales
 

2. ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO: MUJERES QUE PINTAN
FOCO TZ'UTUJIL: SAN PEDRO LA LAGUNA
Vicenta Puzul de González
María Teodora Méndez de González

FOCO KAQCHIKEL: SAN JUAN COMALAPA
María Elena Curruchiche
Paula Nicho Cúmez
María Elena Curruchiche
Paula Nicho Cúmez

COMENTARIOS PUBLICADOS
 PRÓLOGO/EPÍLOGO

NUEVAS LEYENDAS DEL LAGO ATITLÁN es un conjunto nunca fijo de relatos que van saliendo a la luz (en Blog) antes de nacer (en papel). Así, frente a una edición (o dosificación) convencional, que muere al nacer, que se cierra definitivamente o se fija para siempre al quedar impresa, estas leyendas, si llegan a ser un poco "legendarias", será irónicamente por alargar su vida más allá de cada punto final, al corregirlas, ajustarlas y hasta reescribirlas sin más pausa que su declarada dosificación.
Precisamente la imposibilidad de fijar un orden claro, marcar un itinerario único o proponer un final con destino, es lo que nos lleva (paradojas posmodernas) a presentarlas en ERAS, CICLOS, FASES y CAPÍTULOS, abiertos, cambiantes, flexibles, sabiendo que el rastro de lo legendario es inasible como una atmósfera y que sólo una estructura que sea como el TIEMPO mismo, podrá sobrevivir.
Por todo ello, SE HACE SABER que esta publicación inexistente sufrirá -como cualquier alma mortal- sucesivas transformaciones, remiendos, adiciones y hasta adicciones en sus CICLOS, FASES, CAPÍTULOS; PINTURAS, FOTOS, COMENTARIOS...




Diego Isaías Hernández Mendez
ADVERTENCIA PARA INADVERTIDOS-AS


Toda búsqueda de leyendas es legendaria.
Toda búsqueda o indagación sobre uno mismo es una búsqueda o indagación universal. El tiempo, el ingrediente esencial de la vida, se hace espiral y, entonces, sus ciclos no se repiten, en todo caso, repiten el biorritmo que los contemporiza. Esa es la armonización primordial, la que has de buscar, encontrar y mantener, cueste lo que cueste, en el bombeo de tu corazón, los ritmos de tu respiración, los anhelos de tu espíritu.
Por eso, si, desconcertado, has perdido la cadencia temporal que se acopla a tu ser, aquí podrás encontrar un nuevo vínculo entre lo íntimo y lo universal que sin ser propio, tampoco te sea ajeno.
Y todo porque, si buscas leer, vivirás, y si buscas vivir, leerás.








 ...y ASÍ LLEGAMOS A LA...
TERCERA ERA
DE
NUEVAS LEYENDAS DEL LAGO ATITLÁN
http://i.creativecommons.org/l/by-nc-nd/3.0/nl/88x31.png
DESPERTAR SOÑANDO. S.A.
JORGE RUIZ CUESTA 
Atitlán, Cerca del agua.

martes, 17 de abril de 2018

ERA SEGUNDA. CICLO SEGUNDO "ESCRITOS PÓSTUMOS", FASE III. Cap. 7-9

NUEVAS LEYENDAS DEL LAGO
 ATITLÁN

JORGE RUIZ CUESTA


http://i.creativecommons.org/l/by-nc-nd/3.0/nl/88x31.png
DESPERTAR SOÑANDO. S.A.
Atitlán,
Cerca del agua.




JRC: "DESPERTAR SOÑANDO"

ERA SEGUNDA


ÍNDICE

CICLO PRIMERO: 
“Historias de amores y perros”

FASE I
1. Los cheles de los hombres
2. El viento y los perros
3. Huesos

FASE II
1. Una historia de amor.
2. Segunda oportunidad irrepetible.

CICLO SEGUNDO:
"ESCRITOS PÓSTUMOS" de Jesús Miravalles

FASE I
MEDITACIONES CONTEMPLATIVAS de Jesús Miravalles
EXTRAÍDAS DEL “DIARIO DE UN VIAJERO”
1. El lago soñado
2. Recuerdos o sueños
3. La cima
4. Insomnio y leyendas
5. Otro insomnio, otra leyenda
6. Atravesando el espejo
7. Intuiciones o ladridos
8. Meditaciones sumergidas
9. El barco fantasma
10. Geografía irreal
11. Vientos ahogados
12. Paisaje íntimo
13. La transformación del viajero.

COROLARIO

FIN FASE I
REGALO DE FIN DE AÑO
POEMA
MI LAGO ATITLÁN

Dedicado a María Canil por Jesús Miravalles

FASE II
CRÓNICAS POÉTICAS
1. Al atardecer, cometas
2. Al anochecer, estrellas
3. Al amanecer, colibríes y mariposas
4. Acechanzas del lago
5. Reflejos reflejados
6. Distancias engañosas
7. Morir en el lago
8. Los colores prestados
9. Aros de nube


FASE III
CRÓNICAS SOCIALES

1. La llegada de los turistas y el fin de las leyendas (por Andrés Alonso)
2. La nueva administración de las aguas
3. La aparición de los tuc tuc
4. Fotografías de un domingo en Panajachel
5. Vendedores ambulantes
6. Limpiabotas
7. Buscadores de belleza
8. Arco iris sobre el lago
9. Casos policiales del Lago Atitlán I (por Andrés Alonso)


FASE IV
CRÓNICAS SOCIALES II

MANDAMIENTOS DE OFICIOS DEL LAGO ATITLÁN

1. Mandamientos del lanchero
2. Mandamientos del tuctuquero
3. Mandamientos del chofer de autobús
4. Mandamientos del ayudante de chofer
5. Mandamientos del perito contador

6. Mandamientos del profesor universitario
7. Mandamientos del voluntariado



CICLO TERCERO: "DESCARTES"

FASE I
DESCARTES DE “DESPERTAR SOÑANDO de Jesús Miravalles”

(Leyendas en Lancha)
Leyenda de Xe K´istilin
Leyenda de Xk´apoc
Origen de los terremotos en Guatemala
Historia de San Lucas Tolimán
Leyenda de los Pato Poc
Profecías modernas de los Antiguos


FASE II
CRÓNICAS DE LAS CPR
EXTRACTOS DEL DIARIO DE UN VIAJERO
1. HISTORIA EN TRES TIEMPOS DE UNA GUERRILLERA IXIL
Tiempo Primero: Las bases mayas
Tiempo Segundo: La historia personal
Tiempo Tercero: La mujer y la política


FASE III
“ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO”
VIDEOS:
1. PINTURA Y PINTORES DEL LAGO ATITLÁN
INTRODUCCIÓN
EVOLUCIÓN EN LA PINTURA DE:
Diego Isaías Hernández Méndez
Emilio González Morales
 
2. ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO: MUJERES QUE PINTAN
FOCO TZ'UTUJIL: SAN PEDRO LA LAGUNA
Vicenta Puzul de González
María Teodora Méndez de González

FOCO KAQCHIKEL: SAN JUAN COMALAPA
María Elena Curruchiche
Paula Nicho Cúmez





ERA SEGUNDA

CICLO SEGUNDO:
"ESCRITOS PÓSTUMOS" de Jesús Miravalles



FASE III: CRÓNICAS SOCIALES

de Jesús Miravalles





AVISO AVISADO
Los textos aquí reunidos bajo títulos como “Meditaciones contemplativas”, “Crónicas poéticas” y “Crónicas sociales”, entre otros, fueron escritos durante los años que Jesús Miravalles pasó en San Pedro La Laguna, en compañía de María Canil y su familia, aprendiendo historias, cuentos, leyendas y consejos mayas, así como formas de soñar que recogía en conversaciones con los habitantes del lago Atitlán o en libros y documentos de cultura local, mientras escribía a modo de diario, su relato-testimonio “Despertar soñando”¹. Estos textos breves guardan un gran paralelismo en tono, temas e intención con los publicados en NUEVAS LEYENDAS DEL LAGO ATITLÁN (ERA PRIMERA, CICLOS I, “Paisaje interior” y II, “Usos, manías, leyendas y costumbres”). Simplemente se hallaron en épocas, circunstancias y cuadernos diferentes. En ellos, sigue mezclando de una manera indistinguible, intuiciones y leyendas, costumbres personales y locales, descripciones del paisaje y del ánimo, manteniendo la estructura que alterna ciclos de trece capítulos con ciclos de nueve.






7. BUSCADORES DE BELLEZA


El paisaje acogedor, armónico, cambiante y sensual del lago Atitlán atrae a toda clase de buscadores de belleza. Estos seres frágiles, aleatorios, indistinguibles, se caracterizan por tener la mirada acuosa y profunda de los Ahogados, el gesto atribulado de Espíritus y Aparecidos, la discreción asombrada de quien respeta y sabe escuchar, la sensibilidad desbordada de quien percibe más allá del aquí y el ahora.


Las y los buscadores de belleza son seres que viven desde niños inmersos en su estupefacción, pues se sienten permanentemente a la intemperie por no comprender el mundo. Su enojo y frustración ante las injusticias, su desorientación ante las cosas prácticas de la vida, entre ellas el amor, su animadversión al poder en todas sus manifestaciones autoritarias, su alegre nostalgia de una libertad que, en el fondo, saben inalcanzable los convierte en viejos cuando son niños y, si tienen suerte o son amados, en jóvenes cuando llegan a viejos.

La nostalgia se les convierte en melancolía y la melancolía, no necesariamente en tristeza, pero si en una sensación inacabable de que la vida es bella pudiendo ser mucho más y mejor. La soledad se destila en papeles, en lienzos, en partituras, en pantallas o en ensoñaciones que son las que distinguen a las personas en su acepción originaria de máscara. (Aunque para máscaras las que pinta el tiempo)... Pero, paradójicamente esa soledad se les puebla de fantasmas...

Todas estas peculiaridades les hermanan y les hacen adictos a cualquier indicio de belleza, porque en esas punzadas, temblores, escalofríos o epifanías ven la puerta de salida de una realidad que casi siempre les resulta insoportable.

Por eso no es extraño encontrar a algunos de ellos en riscos, en terrazas, en lugares elevados, viendo el panorama del lago, su horizonte o sus atardeceres, buscando flores o cantos de los volcanes, merodeando en torno a los mercados, atraídos por el olor del café o el diseño de un güipil, agazapados junto a la orilla del lago, como el que caza o pesca contemplando, por ejemplo, una escena donde hay un pescador en un cayuco y un árbol seco sobre cuyas ramas otea el panorama una garza. 






8. ARCO IRIS SOBRE EL LAGO

Diego Isaías Hernández
Acababa de empezar a llover y el viajero se había levantado de la mesa para ver el lago mientras fumaba un cigarrillo. La superficie del agua se agitaba levemente, picoteada por millones de gotitas como insectos que atacasen a la vez.

De pronto el viajero vio por pura casualidad cómo emergía desde debajo de las aguas el magnífico haz de colores. Salió del agua una especie de serpiente que se estiró como si estuviera reaccionando a una música inaudible pero irresistible, desafiante y misteriosa.


El arco iris se desplegó dibujando su trayectoria elíptica desde la playa Las Cristalinas hasta la mitad del lago en dirección a Panajachel, primero como una incipiente línea curva, finalmente como un arco majestuoso y multicolor que flotase en equilibrio con su propio reflejo sobre las aguas.

El viajero se quedó paralizado mientras miraba el barco de vapor que viene de San Marcos pasando a cámara lenta por debajo de aquel puente que había abierto para él un instante eterno. ¡Cómo le hubiera gustado ir en ese barco para sentirse, aunque fuera por un suspiro, amparado y atravesado por la magia del cielo!, pero no se puede estar en todas partes, como no se puede señalar ni a los arco iris ni a las personas. De hecho, se dice que quien lo haga perderá el brazo, la mano o la cabeza, o no volverá a ver los colores del mundo o, en el mejor de los casos, todos los colores del arco se agregarán a su iris, haciéndole para siempre refractario a volver a verlos.









ACLARACIÓN YA DECLARADA

Tanto “La llegada de los turistas y el fin de las leyendas” como “Caso policial del lago Atitlán I”, primera y última de estas “Crónicas sociales”, son los únicos textos que no fueron escritos por Jesús Miravalles. Él los encontró en uno de los cuadernos de Andrés Alonso, un ex sacerdote que vivió en varios pueblos de la orilla hasta los años noventa, primero trabajando el cuero y en sus últimos años muy interesado en las terapias a través de los sueños. Más adelante, en este blog, publicaremos otros ensayos de este autor, precisamente aquellos que más influyeron en la visión y la perspectiva de Jesús Miravalles sobre la cultura maya en general y las leyendas del lago Atitlán en particular.

Andrés Alonso escribió “Caso policial del lago Atitlán I” en Jaibalito, una aldea cercana a Panajachel, a partir de una coincidencia: ser vecino de la madre de la protagonista.




9. CASO POLICIAL DEL LAGO ATITLÁN (I)  
(por Andrés Alonso) 



El caso extraordinario de Marina Batz ha quedado al margen de las crónicas, reportajes y memorias que se escriben y han escrito en Sololá. Por causas que no se pueden determinar nadie ha dado seguimiento a la noticia de su reaparición, cuando en su momento ocupó portadas de periódicos a nivel nacional y hasta abrió informativos de radio y televisión.
 
El cuerpo de Marina había aparecido en una playa de Jucanyá, un popular barrio de Panajachel. Su cuerpo hinchado daba la impresión de haber perecido ahogado, pero marcas en la cara, el cuello y las muñecas hablaban de que alguien podía haber ejercido violencia sobre ella en algún momento anterior. En la mano izquierda portaba dos anillos, en uno podía leerse “Fiestas de San Pedro, 1999”. Vestía traje típico tz'utujil de tono azul, con cincho negro y sandalias color café.

Se hicieron las indagaciones habituales, primero entre los curiosos que se reunieron allí, después a través de los medios de comunicación y finalmente recurriendo a los vecinos. A los tres días de la desaparición de Marina, su madre que no se había enterado de nada, pues vivía sola con su hija en la montaña, se cansó de esperar y denunció la desaparición. El cuerpo de la muchacha ya había sido enterrado, por lo que la policía le enseñó un anillo que ella identificó como el de su hija. Paradójicamente, cuando se identificó el cuerpo y el drama comenzaba para la madre fue como si todo hubiese terminado para los medios de comunicación porque inexplicablemente dieron carpetazo al asunto.

Nadie, excepto yo, que soy su vecino, se enteró del regreso de Marina por una sencilla razón. Su madre, la única que podría haber dado un testimonio válido, al ver aparecer a Marina ante ella como si no hubiese pasado nada, sufrió un ataque al corazón.
 
Al realizar los trámites para el enterramiento, Marina tuvo noticia de la denuncia que su madre había hecho ante las autoridades por su falsa desaparición. Acudió al puesto de policía más cercano y después de dos días de declaraciones, aclaraciones, interrogatorios, comprobaciones, papeleos y otras burocracias que estuvieron a punto de dar con ella en la cárcel, se pudo deducir que aquella muchacha ahogada no era Marina, aunque hubiese sido identificada como tal por su madre muerta. El misterio de la declaración de su madre se aclaró cuando le mostraron el anillo de la ahogada y Marina declaró que muchos años antes le habían robado un anillo que le regaló su madre con aquella inscripción. Las autoridades policiales prefirieron no remover más el asunto y por eso sigue archivado el caso de la muchacha ahogada que ahora además es anónima.





...PRÓXIMAMENTE... 
...CONTINUARÁ...


 ÍNDICE

ERA SEGUNDA
CICLO SEGUNDO: "ESCRITOS PÓSTUMOS" 
de Jesús Miravalles 

FASE III
CRÓNICAS SOCIALES
1. La llegada de los turistas y el fin de las leyendas (por Andrés Alonso)
2. La nueva administración de las aguas
3. La aparición de los tuc tuc
4. Fotografías de un domingo en Panajachel
5. Vendedores ambulantes
6. Limpiabotas
7. Buscadores de belleza
8. Arco iris sobre el lago
9. Casos policiales del Lago Atitlán I (por Andrés Alonso)


FASE IV
CRÓNICAS SOCIALES II
MANDAMIENTOS DE OFICIOS DEL LAGO ATITLÁN

1. Mandamientos del lanchero
2. Mandamientos del tuctuquero
3. Mandamientos del chofer de autobús
4. Mandamientos del ayudante de chofer
5. Mandamientos del perito contador
6. Mandamientos del profesor universitario
7. Mandamientos del voluntariado 


FASE V
DESCARTES DE “DESPERTAR SOÑANDO" de Jesús Miravalles
(Leyendas en Lancha)
Leyenda de Xe K´istilin
Leyenda de Xk´apoc
Origen de los terremotos en Guatemala
Historia de San Lucas Tolimán
Leyenda de los Pato Poc
Profecías modernas de los Antiguos


FASE VI  
EXTRACTOS DEL DIARIO DE UN VIAJERO
CRÓNICAS DE LAS CPR
1. HISTORIA EN TRES TIEMPOS DE UNA GUERRILLERA IXIL
Tiempo Primero: Las bases mayas
Tiempo Segundo: La historia personal
Tiempo Tercero: La mujer y la política



ERA SEGUNDA


CICLO TERCERO
“ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO”


FASE I
"PINTURA Y PINTORES DEL LAGO ATITLÁN"

INTRODUCCIÓN
EVOLUCIÓN EN LA PINTURA DE:
Diego Isaías Hernández Méndez
Emilio González Morales


FASE II
"ARTE MAYA CONTEMPORÁNEO: MUJERES QUE PINTAN"

FOCO TZ'UTUJIL: SAN PEDRO LA LAGUNA
Vicenta Puzul de González
María Teodora Méndez de González

FOCO KAQCHIKEL: SAN JUAN COMALAPA
María Elena Curruchiche
Paula Nicho Cúmez




¹RESUMEN DE LA NOVELA “DESPERTAR SOÑANDO”

Jesús Miravalles llega a San Pedro la Laguna en el Lago Atitlán (Guatemala), con la idea de descansar unos días y proseguir su viaje. En el barco conoce a María Canil, una joven madre que le introduce en las leyendas y mitos de la zona, así como en su familia y en la vida pedrana. Poco a poco, Jesús comienza a tener sueños lúcidos y recupera una habilidad olvidada, la de convocar, controlar y desenvolverse en sueños como un soñador despierto o esclarecido. Pero estos sueños se desarrollan siguiendo las reglas del soñar tz'utujil, lo que le llevará a intervenir en la vida de la familia y del pueblo que lo han acogido a través de los sueños.


AVISO INSUMISO:
QUIEN DESEE UN EJEMPLAR DE "DESPERTAR SOÑANDO" DEBERÁ PEDIRLO MEDIANTE UN COMENTARIO AL FINAL DE ESTE BLOG O EN FACEBOOK




JORGE RUIZ CUESTA

http://i.creativecommons.org/l/by-nc-nd/3.0/nl/88x31.png
DESPERTAR SOÑANDO. S.A.
Atitlán,
Cerca del agua.